Storytelling de negocios: el nuevo centro de tu estrategia comunicativa

Aunque ahora tiene un nombre mucho más moderno, el storytelling ha existido siempre. El arte de contar historias data del principio de los tiempos, pero desde hace unas décadas se ha convertido en una de las disciplinas más estudiadas por los profesionales del marketing.

Actualmente está considerada una de las estrategias de comunicación más poderosas por su capacidad para captar la atención del cliente, por su nivel de aceptación y retención y por su efectividad para generar recuerdo de marca.

Y es que… ¿A quién no le gusta una buena historia?

El poder del storytelling en la comunicación

Una de las razones por las que el storytelling de negocios es tan eficaz es porque antes que compradores o vendedores, somos personas y a las personas nos gusta escuchar historias desde la más tierna infancia. ¡Pero no cualquier historia!

Igual que teníamos nuestros gustos cuando éramos niños, también los tenemos ahora como consumidores adultos.

El storytelling transmite confianza cuando consigue asociar un producto o servicio a una historia emocional y nos permite empatizar con los personajes de un relato.

el buen storytelling transmite confianza

Además, las historias siempre son más sencillas de recordar y suelen destacar entre la cantidad de información y publicidad que recibimos a diario.

De hecho, podríamos definirlo como una herramienta para convertirte, como anunciante, en el protagonista de tu propia historia.

Elementos de una buena acción de storytelling

Según la estructura clásica de Olsson, la creación de una buena acción de storytelling siempre debe incluir los siguientes elementos:

  • Un mensaje: No debe ser explícito, sino transmitir los valores fundamentales de nuestra marca o aquel que queramos destacar mediante una determinada acción. Cuando el usuario haya terminado de escuchar nuestra historia, debe haber descubierto qué podemos o sabemos hacer para satisfacer sus necesidades.
  • Un conflicto: En toda buena historia debe existir un antagonista o un conflicto que permita al personaje principal demostrar sus aptitudes.
  • Los personajes: La interacción entre los diferentes miembros de una historia y su intervención planteando y resolviendo contratiempos es lo que nos permite empatizar con el beneficiario y admirar al héroe.
  • La trama: En el arte de contar historias es imprescindible dotar a cada una de ellas de una estructura sólida con introducción o exposición, desarrollo y resolución del problema.

Sin duda, esta estructura también debe ser aplicada en un buen storytelling de negocios.

Storytelling de negocios y los contadores de historias que te conquistaron

El buen storytelling como herramienta de marketing está siempre presente en nuestras vidas y pasa frente a nosotros casi a diario, pero su gran poder es que, a menudo, consigue pasar desapercibido dejando una huella en nuestro subconsciente.

Probablemente no recuerdes los spots publicitarios de estas marcas, pero estoy segura de que recuerdas sus valores gracias a sus estrategias de storytelling:

  • Nike: Valentía, fortaleza mental, seguridad, decisión, dinamismo. Para Nike, todos pueden ser ganadores.
  • Häagen-Dazs: Pasión y deseo por satisfacer las necesidades propias. Experimentar placer.
  • Mercedes Benz: Autoridad y liderazgo. Capacidad de tomar el control.
  • Nestlé: Dulzura, cercanía o cuidado del entorno humano.

Todas estas marcas y muchas más han conseguido situarse como heroínas de su propia historia, luchando contra antagonistas abstractos como el miedo y la debilidad; la represión de los deseos y la sensación de estar dominado por las normas; el egoísmo o la imposibilidad de satisfacer a tus seres queridos.

Gracias a su gran capacidad para contar historias y para poner voz, rostro o palabras a cada valor y sensación, estas empresas consiguieron situar el storytelling en el centro de su estrategia comunicativa.

Estos casos son la prueba de que confirman que hacer que conozcan tu nombre es complicado, mientras que hacer que conozcan tu nombre y tus valores a la vez es igual de difícil pero mucho más eficaz.

La mentalidad de silo como antagonista de esta historia

Como todo buen protagonista, el storytelling de negocios también tiene un enemigo: la mentalidad de silo. Esta forma de pensar y actuar se limita a reproducir las técnicas tradicionales del marketing y la publicidad una y otra vez, incluso cuando se ha comprobado que, en ocasiones, resultan ineficaces.

En mi opinión, los detractores del arte de contar historias son su propio contratiempo, ese conflicto que no permite a su corporación alcanzar el desenlace ideal.

¿Significa esto que debemos olvidarnos del marketing tradicional? ¡En absoluto! Significa que debemos emplear la estrategia adecuada en cada proyecto.

La realidad es que en la era de la «infoxicación» todo buen anunciante debe luchar por ser encontrado, el marketing está en constante evolución y una empresa estática es una empresa invisible. Por eso te recomendamos abrazar el storytelling en tu negocio para que puedas humanizar a tu compañía y mejorar su recuerdo de marca.

En Altair | Soluciones Reales no hay cabida para la mentalidad de silo y ya somos los protagonistas de nuestra propia historia.

¿Te animas a intentar identificar las partes de un buen storytelling en nuestros vídeos de Directivos Satisfechos?

Si tú también quieres apostar por el storytelling de negocios y situarlo como base de tu estrategia comunicativa, pero no sabes por dónde empezar, contáctanos y nuestros expertos te ayudarán a contarle al mundo cuáles son los valores de tu marca.

Joana Llàcer – Consultora de Marketing Digital